Del Monkus

RSS
May 6

│ Sebastián Monk - Su mejor alumna + speech pianista │

En sus shows Monk hablaba de música y de músicos. Y, por supuesto, lo disfrutaban los músicos pero también los profanos. Así, cada uno de los integrantes de la banda siempre era presentado con un speech. El bajista, el baterista, el saxofonista… pero también los invitados: la cantante, el guitarrista, el que viniera y se subiera al escenario. Todos tenían su momento.

De aquellas escenas extra-musicales, la presentación del pianista, su propia broma, fue la que más tardó en llegar. El día que, finalmente, el Monkus cayó con este speech, me pareció el mejor de todos. Era difícil, específico, perfecto para quienes supieran algo de armonía. Pero, como pasaba siempre, lo disfrutaban todos.

Como la canción que sigue al speech, Su mejor alumna, que fue incluida en el disco Prueba y error y que el propio Monk definía como “El reconocido homenaje para los profesores de órgano eléctrónico que siempre hay en todo barrio.”

│ El niño - Sebastián Monk │

En sus discos “para chicos” Monk tenía la habilidad de ablandarnos el alma. A los adultos. A los chicos, propiamente, no sé qué les pasaría. 

Esta canción es de las que más me gustan de aquellos trabajos. La grabó en Nuevas canciones para niños sin sueño, y esta versión pertenece al especial grabado en Canal 21. 

Escuchala, compartila, mostrala, y volvela a escuchar.

Fragmento de Marina, de Sebastián Monk

Oiga usted señora vecina

no he terminado sepa también,

cada vez que ríe Marina 

tengo hipocampos en mi sartén.

Esa madre hizo el descalabro

le dio ese nombre pensando ¿en quién?

le hubiera puesto María Milagros

y esta casa sería un edén.

│ Sebastián Monk - El baterista + speech solo de batería │

En cada canción Monk contaba una historia: ésa es, quizás, su característica distintiva. Siempre tenía algo qué decir. “Si hay poco para contar, que sea con muchas palabras, y si la historia es buena, no importa que sea verdad”, escribió cuando editó su disco Prueba y error

En aquel trabajo incluyó este tema, El baterista, que -con sus condimentos y sus cambios de coloración- cuenta la historia de su hermano Augusto. Casi no lo tocó en vivo: la versión de estudio está tan buena que a Monkus le parecía una pena plantarla en el escenario con una instrumentación que no ayudara. Además, la letra es muy larga y seguirla en medio de tanta nota no resultaba sencillo. En este show de abril de 2008 en el Rojas el Monkus hizo por única vez esta canción, ayudado por la guitarra del amigo César Silva, técnico de grabación de casi todo lo que grabó Seba.

Sin embargo, éste es el video de Dani Corrado. Cuando llegó al primer ensayo de Monk, en la casa de Pablo Tozzi, me quedé mudo viendo lo que tocaba este pibe, tímido, callado, sonriente. Desde ese momento pasó a ser el baterista titular de la banda, se metió de a poco en el show, empezó a disfrutar todo lo que venía alrededor de la música, se hizo amigo, hincha y parte. 

Y todos disfrutábamos este momento: cuando la música bajaba y él empezaba su solo de batería para que todos nos riéramos de la música, de sus convenciones y de la mirada de Monk.

│ Yo soy el rey (Audio) - Sebastián Monk │

Una rareza del Monkus que muy probablemente no escuchaste nunca. 

En septiembre de 1999 Seba hizo un show en el Auditorio de la Universidad Maimónides. La formación era de lo más sencilla: él tocaba el piano (con el teclado dividido en dos: mano derecha piano, mano izquierda bajo) y Fernando del Castillo la percusión. 

La grabación de ese show se convirtió en un disco en vivo al que Monk llamó Tinte local, y que no fue editado oficialmente. Varios años después, Seba volvería a grabar Tinte local, ya en estudio, incluyendo muchos de los temas que aparecían en este trabajo. 

Pero aquel primer Tinte local, al que Monk no mostraba demasiado, es para mí un hallazgo: su voz clarita y jovencísima, su personaje ya formado, su piano virtuoso, y canciones raras como ésta, Yo soy el rey, que no es una joyita musical, que no te deja con la boca abierta como tantas otras pero que, a mí al menos, me hace reír muchísimo. Porque, entre otras cosas, me hace acordar del humor diario del Monkus, del cotidiano, del de los cafés a la tarde y las cenas en la mesa de los galanes.

 │ Juana y Mateo (Audio) - Sebastián Monk │

"Que, de todas las posibles que usté elija, una vida con botija es la mejor."

Pavada de apología de la paternidad, ¿eh? La canción sirve para ver -o recordar- la increíble relación que el Monkus tenía con los chicos, ya fuera en su rol de docente como cada vez que la vida lo cruzaba con alguno. Es que, está visto, nunca se olvidó de cómo miraba cuando miraba de chico, nunca dejó que su relación con los niños estuviera atravesada por la adultez.

Nunca dejó de jugar.

La canción abre el último disco, Canciones con nombre de niño. Y la grabó junto a Alejandro Balbis, que también había grabado Abran cancha, el tema de apertura de su disco anterior: Prueba y error. Además, la música la dibujan la guitarra de César Silva, el acordeón de Néstor Acuña, el bajo de Guido Martínez y la batería de Diego Alejandro.

Con bastante trabajo yo había logrado que el Monkus se interesara en la murga uruguaya. Le pasé cosas, empezó a escuchar y, sin hacerse fanático, encontró algo interesante ahí. Abra cancha la compuso entre 2008 y 2009 y, a la hora de grabarla, varios le recomendaron contactarse con Balbis. Lo que hizo el murguero uruguayo con ese tema fue tan increíble que el Monkus lo buscó, después, para grabar esta hermosa Juana y Mateo. 

Balbis nos regaló, además, un recuerdo inolvidable: la noche en que vino de invitado a un show en Vinilo. En la media hora de la prueba de sonido se encargó de hacer cantar a los músicos de la banda el coro murguero de Abran cancha, y todos quedamos sorprendidos de lo que logró.

Bastante tiempo después, cuando Monkus se fue, Balbis me escribió: “Pensé mucho en Monk. Luego de una tristeza infinita, una satisfaccion de haberlo conocido, la culpa de no haberlo tratado más y la tremenda onda con que le hablaba a los niños…”

Así, desordenada, es la historia de Balbis y Monk. Que dejó esta canción hermosa, que si no te pone la piel de gallina es porque algo no anda bien.

│ ¿Qué es lo que tiene mi gato? - Sebastián Monk │

"En un modo hexatónico trabajé este gato para acercarle a la gente común un poco de lo lejos que le queda la música contemporánea", explica, sonriendo, el propio Monk este gatito increíble, que está incluido en el disco Tinte local.

Mucho de lo que es Monk se resume en esta joya de menos de dos minutos. Los shows del Monkus eran disfrutados por el público en general, pero los que se hacían fanáticos eran los músicos. Por ahí, esta canción explica un poco ese fenómeno.

La versión es la del show de 2008 en el Rojas.

Salud, su majestad
me pongo en el andén
le grito a los del Roca
¡Sos mi reina!

Intuyen los del tren
que es la felicidad
quedarse acurrucado
así en tus piernas.

De Plaza ida - Sebastián Monk

Apr 9
Monk por O’Connor.Lo dibujó en día del homenaje en Radio Nacional, mientras Juan Quintero y Luna Monti nos hacían llorar a todos.Te extrañamos, Seba.

Monk por O’Connor.

Lo dibujó en día del homenaje en Radio Nacional, mientras Juan Quintero y Luna Monti nos hacían llorar a todos.

Te extrañamos, Seba.

Apr 8

│ Una mala canción de amor - Sebastián Monk │

"El amor siempre ha sido el tema predilecto de los escritores de canciones. De hecho, se han escrito muchas y muy hermosas canciones de amor. Pero ha sucedido también que, probablemente urgidos de tiempo o faltos inspiración, quienes la han cantado al amor en una oportunidad cayeron en una serie de lugares comunes y de frases hechas que si bien son infalibles también pecan de recurrentes. Por eso, a continuación ejecutaremos una suerte de recetario en el cual enumeraremos todas las cosas que es bueno tener en cuenta a la hora de componer… una mala canción de amor."

Así presentaba el Monkus este tema, uno de los primeros que le escuché en vivo. En este video, perteneciente al maravilloso programa especial que se grabó en el Canal 21, lo toca con el equipo de lujo: Daniel Corrado en batería, Pablo Tozzi en contrabajo y Bernardo Monk en saxo.